Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

2 de noviembre de 2008

La foto del mes

Tomada en la ciudad de Aurangabad, en el "otro" Taj Mahal. Flor de loto, sagrada que emerge del lodo y dá luz, serenidad y energía sagrada. Padma: Loto.

1 de noviembre de 2008

25 años de Prashant Yogashraya

El 26 de Octubre se celebraron los 25 años de creación de Prashant Yogashraya, el centro de Iyengar Yoga de nuestro querido maestro, Arunji. Tuvimos la suerte de estar ese día en Bangalore, India para celebrarlo con él.

Con Arunji

Fue un día de fiesta porque además era el día de Patanjali, el padre del yoga y también era el cumpleaños de Arunji.
Las celebraciones empezaron temprano en la mañana con un Puja o ritual dedicado a Patanjali. Brahmines cantando mantras sin cesar durante casi cuatro horas y el maestro dejando ofrendas a los pies del altar de Patanjali. Una energía inmensa, poderosa, linda.

Altar con ofrendas a Patanjali y Shiva

Luego compartimos todos los asistentes un almuerzo típico y tradicional: sentados todos en el suelo en largas hileras, cada uno con una hoja de plátano frente a nosotros que hacía de plato, y luego pasaban tres personas una detrás de la otra , cada una de ellas con un balde de aluminio con comida e iban sirviendo una porción en tu hoja de plátano; luego a comer ... porsupuesto con la mano derecha: aquí no se usan cubiertos. La comida estaba deliciosa, un poquito picante pero exquisita. Luego vinieron los postres: una delicia!

Almuerzo de celebración

Al final de la comida antes de irnos, nos regalaron a cada uno un billete de 10 rupias, para la buena fortuna y una bolsita con un coco, una manzana, hojitas de una planta y un dulce. El sitio estaba repleto; qué bacán fue el poder compartir con ellos sus tradiciones y con qué devoción celebran sus fiestas y celebran a sus divinidades.
En la noche fueron todos los alumnos del centro a celebrar los 25 años de Prashant Yogashraya; cada uno de ellos habló y contó su experiencia de vida con el yoga y con su maestro... Arunji nos invitó también a hablar en público y a contar un poco sobre nuestra relación con el yoga y sobre cómo habíamos llegado a Bangalore a tomar clases con él.

Prashant Yogashraya

Fué un día muy lindo y muy intenso. Cerramos con broche de oro nuestra estadía en Bangalore. Gracias Arunji y Shrimatha por las enseñanzas, el cariño y por abrirnos las puertas de su hogar y de su centro.
Conocimos gente muy linda que nos guío y nos enseñó las tradiciones de la cultura india. Gracias por las sonrisas. Gracias!

Arunji con su esposa, Shrimatha y su madre.