Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

31 de julio de 2007

Viajes a Tailandia. 1999 & 2002

Un lugar maravilloso, antiguo reino de Siam, con palacios de cuento de hadas, Budista en su mayoría, con gente maravillosa y lugares mágicos... Así es Tailandia.
Aquí un pequeño compendio de los tres viajes que hice por esta perla del Asia.
Mis viajes: Setiembre de 1999 con Malú y Marita, en Marzo del 2002 con Gladys y en Setiembre del 2002 con Katia.
En los dos primeros casos, nuestra primera parada fue en Hong Kong; más adelante escribiré sobre ese viaje.
La ruta más cómoda y barata fue: Lima-Miami-San Francisco-Hong Kong-Bangkok. En American Airlines y Cathay Pacific (Un lujo).
Bangkok, capital de Tailandia...ciudad de 10 millones de habitantes, donde puedes caminar tranquila a cualquier hora del día, con un tráfico de locos como en la mayoría de capitales asiáticas, con gente que va y viene en autos, motos y miles de tuk-tuks (moto-taxis para los peruanos): Aunque no es la manera más segura para trasladarte por Bangkok, debido al tráfico es la forma más rápida, barata, simple y más divertida (eso si tienes los huevos para soportar las velocidades extremas, las curvas peligrosas y la falta de seguridad en las pistas).

Colocar el mouse encima de cada foto para ver información sobre ella.


Tuk Tuk en Bangkok. Marita, Malú & yo
Como es costumbre el Lonely Planet, mi biblia de viajes, nos llevará por Tailandia; para mí es la mejor manera para viajar con total libertad, sin ataduras ni preocupaciones: vas a tu propio ritmo y entras y sales cuando te plazca.
Bangkok es una ciudad con tantas cosas interesantes que es imposible verla en unos pocos días; vale la pena caminarla, admirarla, pasarte solo un día entero en el Grand Palace o Palacio Real, antigua residencia del rey y una joya de la arquitectura oriental, con grandes jardines, esculturas al aire libre, techos dos aguas adornados con típicos adornos tailandeses. Al Palacio real vale la pena admirarlo de a pocos para que uno no se sienta embriagado por tanta belleza, tanta majestuosidad, es lindo esperar hasta la caída del sol, cuando hay menos turistas para sentir esa energía que emana de cada rincón de sus salones y jardines. Recomiendo que vayan temprano y se queden si es posible todo el día...pueden tomar fotos y fotos y fotos y no se cansarán de admirarlo (no se olviden que no pueden ir con shorts, ni polo sin mangas, ni con los pies desnudos: SÍ, hay que ponerse medias aunque hayan 1000 grados de calor).

Palacio Real, Bangkok Guardián del Palacio Real


















Estupa en Palacio Real, Bangkok Una de las tantas puertas del Palacio Real, Bangkok






















Otra parada obligatoria es el Wat Po uno de los templos más antiguos de Bangkok, data del siglo XVI, aunque fue reconstruído por Rama I en 1789. El Wat Po se encuentra a un paso del Palacio Real y ahí se encuentra el Buda echado, maravillosa y gigantesca estatua de ladrillo y argamasa cubiertos de pan de oro e incrustaciones de madreperla de 46 metros de longitud por 15 metros de altura y representa a Buda en el momento de su acceso al Nirvana o Iluminación.

Buda echado, Wat Po, Bangkok Buda de oro. Wat Po, Bangkok

Rostro del Buda echado, Wat Po, Bangkok

En el Wat Po se encuentra la escuela tradicional de masaje tailandés, considerada como una de las mejores del Asia. Ahí te dán masajes de media hora o de una hora, cosa que no te puedes perder; y si te animas y tienes el tiempo, puedes tomar un curso intensivo de un mes (http://www.watpomassage.com/).

Sukhothai, a 440Km. al norte de Bangkok, es considerada como la capital del primer reino independiente tailandés. Durante el siglo XIII aquí floreció una exuberante y creativa cultura basada en el budismo. Declarada por la UNESCO patrimonio mundial, la antigua Sukhothai es rica en ruinas de muchos templos de influencia Khmer, hindú, birmana y Mon.

Sukhothai, Uy! y ahora cómo me bajo Sukhothai, Buda





















Buda echado, Sukhothai

Ayutthayah, cuyo nombre completo significa "ciudad impenetrable", está ubicada a 80Km. al norte de Bangkok. Fue la capital del reino Siam durante 471 años desde 1350 hasta su destrucción en 1767 a mano de invasores Burmeses. Desde 1991, Ayuthaya es considerada patrimonio cultural mundial.

Ayutthayah, un lugar mágico para meditarRuinas del reino de Ayutthayah Ayutthayah. Gladys & yo












Ayutthayah

Chiang Mai, "Ciudad nueva" ubicada al norte de Tailandia. Es la ciudad más significativa culturalmente hablando. Hay mucha afluencia de turistas por la gran cantidad de actividades para hacer: Parque del elefante, visita a templos en lo alto de las montañas, visita a las tribus que habitan en las montañas como los Akha, Karen y Lisu, además de las compras en el famoso y gigantesco Night Bazaar, que empieza a funcionar a las 11pm y cierra a las 3am.

Templo Wat Chiang Mun, Chiang Mai Altar. Templo Wat Chiang Mun, Chiang Mai


















Centro cultural en Chiang Mai Templo Wat Phra That Doi Suthep, Chiang Mai























Chiang Rai, es la provincia más al norte de Tailandia y la puerta del "triángulo de oro" formado por Tailandia, Myanmar y Laos; ubicada a 785Km. al norte de Bangkok. Lo más bonito que se puede encontrar en esta provincia del norte son sus maravillosos paisajes que pueden ser recorridos en el lomo de un elefante. También se puede visitar el centro de rehabilitación de elefantes (en mi 2° viaje habían 22). Muy cerca se halla Mae Hong Son, considerada la provincia más remota del norte de Tailandia, frontera con Myanmar o Burma. Ha adquirido la influencia de las tribus montañesas y de la cultura birmana y thai. Hicimos una visita a la tribu Karen o de las mujeres "jirafa"; costumbres que se conservan no sé si por tradición o por simple atracción turística. Se puede visitar en un día.


Centro de rehabilitación de elefantes, Chiang Rai. BEBÉ

Centro de rehabilitación de elefantes, Chiang Rai. La mamá

Preparando a Lazami para el safari: unos platanitos para que no se canse
Safari en elefante por las montañas, Chiang Rai

Mujer tejedora, tribu Karen, Mae Hong Son

Tribu Karen, Mae Hong Son
Y al final como siempre....paraíso, playa, ocio, sol, mar, arena, masajes, chelas, hartas chelas (Singha porsupuesto). Pukhet y Kho Phi Phi para cerrar con broche de oro.

Kho Phi Phi Island...en medio del paraíso

Hotel en Pukhet...esto es vida!!!

27 de julio de 2007

11° Festival de Cine de Lima

Del 2 al 11 de Agosto empieza el festival de cine más importante de Lima en el Centro Cultural de la Universidad Católica del Perú. Las entradas estarán a la venta desde el domingo 22 de julio de 9 a.m. a 9 p.m.



La películas en competencia y las invitadas serán: (Haz clic en cada película para ver más información sobre ella).



Largometrajes de ficción

Argentina
El otro, de Ariel Rotter
Una novia errante, de Ana Katz
El camino de San Diego, de Carlos Sorín
La antena, de Esteban Sapir
Argentina-España
Suspiros del corazón, de Enrique Gabriel
Bolivia
Los Andes no creen en Dios, de Antonio Eguino
Brasil
Olor a caño, de Heitor Dhalia
El año que mis padres se fueron de vacaciones, de Cao Hamburguer
Caixa dois, de Bruno Barreto
Chile
Fiestapatria, de Luis R. Vera
Colombia
Soñar no cuesta nada, de Rodrigo Triana
Cuba
Madrigal, de Fernando Pérez
Páginas del diario de Mauricio, de Manuel Pérez Paredes
México
Morirse en domingo, de Daniel Gruener
Luz silenciosa, de Carlos Reygadas
Perú
Una sombra al frente, de Augusto Tamayo

Operas primas

Argentina
XXY, de Lucía Puenzo
La punta del diablo, de Marcelo Paván
La velocidad funda el olvido, de Marcelo Schpaces
El asaltante, de Pablo Fendrik
Brasil
A casa de Alicia, de Chico Teixeira
Cafundó, de Paul Betti y Clóvis Bueno
Sueños y deseos, de Marcelo Santiago
Chile
El rey de San Gregorio, de Alfonso Gazitúa
Cuba
La edad de la peseta, de Pavel Giroud
Ecuador
Qué tan lejos, de Tania Hermida
Esas no son penas, de Anahí Hoeneisin y Daniel Andrade
México
Malos hábitos, de Simon Bross
El violín, de Francisco Vargas
Familia Tortuga, de Rubén Imaz Castro
Paraguay
Hamaca paraguaya, de Paz Encina
Perú
Condominio, de Jorge Carmona
Uruguay
El baño del Papa, de César Charlone y Enrique Fernández

Documentales
Argentina
Copacabana, de Martin Rejtman
Brasil
Santiago, de João Moreira Salles
Chile
El tiempo que se queda, de José Luis Torres Leiva
Chile, Francia, Bélgica
Calle Santa Fe, de Carmen Castillo
Colombia
El corazón, de Diego García Moreno
Cuba
El telón de azúcar, de Camila Guzmán Urzúa
España
Lágrimas de Wayronco, de Jorge Meyer
Holanda
Forever, de Heddy Honigmann
México
J.C. Chávez, de Diego Luna
Perú
El país de los saxos, de Sonia Goldenberg
Alguna tristeza, de Juan Alejandro Ramírez
Sueños lejanos, de Alejandro Legaspi

Espero poder ir este año como todos los años. Esta es una oportunidad que no se puede desperdiciar. Nos vemos ahí.

OM

Manifestación del inmanifestable Dios Brahman, creador del Universo.
Palabra sagrada del hinduismo que cuando es conocida todos los anhelos quedan satisfechos. Om es la vibración de la que surgió el cosmos, inicio de todos los mantras. Al principio no había nada, ni ruido ni silencio, sólo Om. Es el símbolo sagrado que representa el infinito. Om trasciende las palabras porque es el sonido de la creación. Cuando es pronunciado, genera ese místico poder que lleva tu mente a la meditación y a un nivel más elevado de conciencia.


Es el mantra por excelencia, el todopoderoso que hace que su vibración al ser entonado limpie todos los karmas. Om inicia siempre otros mantras. Considerado también sagrado por los Budistas.
Se dice que si se entona 100,000 veces a lo largo de esta vida se limpiará tu karma y tendrás una mejor reencarnación.

26 de julio de 2007

Viaje a Santiago de Chile. Julio 2007

Este año he hecho un pequeño periplo por Sudamérica y no me puedo quejar, han sido experiencias muy bonitas y aunque muy distintas una de la otra, todas me han dejado una enseñanza. Primero fue Ecuador, luego Argentina y ahora Chile.
El objetivo de este viaje fue principalmente hacer yoga: Viajo una vez más con mi compañera inseparable de viajes y una amiga muy especial, Patic. Se nos presentó una súper oportunidad que no podíamos dejar pasar y la tomamos... cuando, por distintas circunstancias, cada una por separado tomó la decisión de terminar una etapa y empezar con una nueva, las cosas empezaron a darse y a fluir sin que hiciéramos esfuerzo alguno. Todo está siendo puesto en el camino de una forma tan sorprendente, que a veces ya me parece de otro mundo y no le encontramos explicación (¿hay que hacerlo?). A medida que caminamos por este nuevo sendero de la vida, encontramos a gente increíble, oportunidades imperdibles llenas de enseñanzas y situaciones que me dejan boquiabierta; pero lo mejor de todo es que cada día estamos aprendiendo más.

Después de nuestro maravilloso viaje a Buenos Aires y de todo lo lindo que pasó por allá, nos embarcamos en esta nueva experiencia, que como dije en un post anterior, sabíamos iba a ser totalmente diferente a la experiencia con Marina, pero íbamos con las ganas de seguir aprendiendo, profundizando y entendiendo este camino del yoga que es parte de nuestra esencia, y de seguir conociéndonos interiormente.
Los preparativos al viaje estuvieron muy bien, siempre con la buena estrella que ilumina nuestro andar.
Mi trabajo me ocasionó un par de sustos que casi me infartan, pero así es la vida de las aeromoscas, así que buena cara y adelante; finalmente sabía que todo se iba a dar bien, como siempre.
Llegamos a Santiago tempranito en la mañana en vuelo de Lan con un frío bastante respetable, aunque siempre listas con las panties de lana para no agarrar un resfriado. Del aeropuerto tomamos un servicio de transporte llamado Transvip que nos llevo al B&B donde nos quedamos en Providencia por U$9 cada una (nada mal).
Nos pegamos una buena descansada y en la tarde nos fuimos a conocer Yogashala, el centro que habíamos escogido para practicar yoga. Qué puedo decir, el lugar es maravilloso, súper bien diseñado en una zona muy linda rodeada de nevados y muchos árboles. Aquí se puede practicar distintos tipos de yoga y hay una gran variedad de horarios, cursos y profesores y aparte hay seminarios internacionales todo el tiempo con la participación de profesores de distintas partes del mundo.

Colocar el mouse encima de cada foto para ver información sobre ella.

Patic en la entrada principal de Yogashala Símbolo de Yogashala en la puerta de entrada


Vista desde el salón Little BuddhaPasadizo que lleva a la puerta de entrada y vestíbulo Avenida Sánchez Fontecilla,Las Condes...Camino a Yogashala
Queremos sacarle el jugo a nuestra estadía en Yogashala, así que estamos haciendo, cada vez que se puede, dos clases diarias.
Tuvimos la oportunidad de practicar con más de un profesor y en niveles distintos; ésto tuvo sus lado favorable, y el otro lado también. Lo importante es que aprendemos, vemos lo bueno y lo malo, los aciertos y los errores y de todo eso nuestra experiencia va creciendo. Hemos conocido a gente súper bacán y eso es muy importante. Ha sido una experiencia que una vez más nos ha enriquecido mucho y hay que agradecer por esta oportunidad.
Pero como todo en la vida, tiene que haber variedad; así que también nos dimos nuestro tiempo para turistear un poco, para divertirnos y para hacer un poquito de locuras, como siempre (jeje!!).
El transporte público en Santiago es fabuloso: Para poder trasladarnos compramos el VIP card en la estación del metro que cuesta 1000 pesos (U$2) y uno la recarga con la cantidad de dinero que desee. Lo bueno de la tarjeta es que te ahorra la molestia de hacer cola cada vez que quieras comprar un pasaje y lo me jor de todo es que te sirve para el transantiago (línea de buses) también; no tuvimos nungún problema y al segundo día ya parecíamos locales.
Visitamos e hicimos de todo un poco: El Centro de la ciudad y su Plaza de Armas, El Cerro Santa Lucía, el barrio bohemio de Lastarria, El Cerro San Cristóbal desde donde se puede observar la alarmante contaminación en la que viven los habitantes de esta ciudad y claro, como las compras no podían faltar, fuimos a un par de malls a ver cositas (realmente a ver, porque Santiago está carísimo). En cuanto a la comida; ahora entiendo por qué los Chilenos nos copian todos nuestros platos y bebidas: La comida es terrible, se come muy mal y nos costó muchísimo encontrar un lugar rico para disfrutar. Una noche nos salimos de tres restaurantes porque no había variedad y una vez la comida nos cayó mal...tanto era el rollo que empezamos a buscar restaurantes peruanos para ir a comer; pero como somos buenas pobres, nos las ingeniamos con fruta, queso, pan, galletas, vino, pizza y logramos encontrar un par de restaurantes ricos (El Asian Bistro en el Mall Parque Arauco, comida oriental riquísima...Patic aprendió a comer con palitos chinos!!!)

Catedral de Santiago Plaza de Armas



Entrada al Cerro Santa Lucía Vista de Santiago y sus nevados desde el Cerro Santa Lucía

Paseo en teleférico, Cerro San Cristóbal No es niebla, es la alarmante vista de la contaminación de Santiago desde el Cerro San Cristóbal

Yoga en el Cerro Santa Lucía: Patic & yo en MalasanaPatic en Urdhva Dhanurasana



Yo en Virabhadrasana III Patic en Garudasana

Yo en Eka pada koundinyasana ITomando un juguito en un sitio simpático de Santiago, con un cielo maravilloso atrás que parece un óleo


Gracias Santiago por acogernos, gracias a Polly, Magda, Emma y Ernesto por las clases; y gracias Dana por los consejos y recomendaciones.
Estos viajes son el principio de un largo camino de aprendizaje y cambios muy buenos, y ya se vislumbran otros más muy pronto....pero por ahora, nos estamos concentrando en nuestro tan ansiado viaje a la India que será el próximo setiembre. Soy muy afortunada, y cada día agradezco por todo lo que me está pasando.
Namaste.

24 de julio de 2007

De vuelta del frío Santiago

Luego de más de una semana de silencio, estoy de vuelta. Viajé esta vez a Santiago de Chile a tener una experiencia distinta a la de Buenos Aires. Estuvimos en Yogashala haciendo Iyengar Yoga. Definitivamente aprendimos mucho....conocimos a gente súper bacán e interesante, hicimos bonitos contactos y como dije antes fue distinto a la experiencia con Marina, pero muy enriquecedora también. Paciencia que pronto colgaré un artículo más detallado sobre el viaje.

12 de julio de 2007

Jorge Bucay tiene mucha razón

Médico, psicoterapeuta y escritor argentino de libros de autoayuda, editor de la revista mente sana. Me gusta mucho lo que escribe. Leí un artículo suyo que habla sobre la abundancia y lo cuelgo aquí para que lo leas a ver qué te parece.



RECONOCER LA ABUNDANCIA

Cuando nos concentramos en la abundancia, sentimos que
nuestra vida es abundante; cuando nos concentramos en
la escasez, sentimos que nuestra vida
esta llena de carencias.
Todo depende simplemente de donde centremos nuestra
atención.
Es verdad que no podemos negar los sufrimientos de la
vida. Eso es perjudicial para la salud, tanto la
física como la emocional.
Pero igualmente importante es lo siguiente:
¡No podemos negar la abundancia que hay en nuestra
vida!.
Te recomiendo que escribas para ti un “Libro de la
Abundancia”. Cada noche,antes de acostarte, anota por
lo menos cincuenta cosas maravillosas que te
hayan ocurrido ese día.
¡Vamos! ¿Cincuenta cosas? “Si difícilmente logro
encontrar tres”, dirán algunos.
Es obvio que no te has fijado en las bendiciones y
bienes de tu vida. La finalidad de este ejercicio es
ayudarte a hacerlo.
He aquí algunas de las cosas que podrías anotar:
-Esta mañana arrancó el coche.
-Soy capaz de caminar.
-Tengo alimentos para comer.
-Alguien me hizo un elogio.
-Hoy mis hijos no se metieron en ningún lío.
-Sentí el calor del sol en la cara.
-Hablé con una de mis mejores amigas.
-Las flores están comenzando a abrirse.
-Tengo agua caliente para ducharme.
-Estoy respirando.
-Salió el sol.
Las cosas que anotes en tu libro de la Abundancia no
tienen porqué ser brillantes y sensacionales. En
realidad es mejor que no lo sean.
Ten siempre presente que si sólo nos fijamos en las
cosas brillantes y sensacionales, gran parte denuestra
vida parecerá triste, y eso desde luego no es cierto.
Respirar, por ejemplo, no es algo increíble, realmente
extraordinario.
Al principio, encontrar esas 50 cosas que agradecer te
va a llevar mucho tiempo, muchísimo tiempo.
Pero muy pronto las cosas buenas van a llover sobre el
papel, porque te pasarás gran parte del día buscando
las bendiciones de tu vida para poder
tener cosas nuevas que añadir a tu Libro de la
Abundancia cada noche.
Y las encontrarás!
Los beneficios son evidentes…
Cuando empieces a buscar las cosas buenas,
inmediatamente dejarás de fijarte en las malas,
y te sentirás feliz, una persona afortunada.
Si logras adquirir el hábito de fijarte en la
abundancia, tu vida se
transformará…

10 de julio de 2007

Maravilla del mundo...y ahora qué?

La cuarta maravilla del mundo


Tengo que reconocer que yo no voté para que escojan a Machu Picchu como una de las 7 maravillas del mundo; me dijeron desde antipatriota hasta contreras, pero por ahí no iba la cosa: Yo estoy muy orgullosa de mi país y de las bondades que éste tiene, y me siento muy contenta cuando alguien de fuera me dice que el Perú es maravilloso, pero creo que deberíamos de votar por la creación de leyes que protejan nuestro patrimonio: Machu Picchu está pasando por una situación muy crítica: el truismo crece cada vez más pero de manera caótica: no hay un turismo planificado, el INC (Instituto Nacional de Cultura) no pone mano dura para reglamentar las visitas al santuario; el gobierno local autoriza obras que atentan contra la ciudadela, como la construcción del famoso puente que dará acceso directo a la zona arqueológica, incrementando aún mas el tráfico sin control no sólo de turistas, sino de transportes de todo tipo; el pueblo de Aguas Calientes ha crecido en forma desmedida y desordenada y dicho crecimiento origina la aparición de más deshechos que para colmo no están siendo manejados de la manera adecuada: más basura, más deshechos orgánicos e inorgánicos, mas erosión de los suelos.
Ya la UNESCO ha advertido al gobierno que está pensando seriamente en quitarle la distinción de Patrimonio de la Humanidad a Machu Picchu, debido a que no se está haciendo nada para salvaguardar su integridad.

Luego de haber ganado en el famoso concurso de las siete maravillas, el gobierno se ha comprometido a utilizar el 50% de las ganancias que genere el turismo en la ciudadela para trabajos de conservación y planificación, suena muy alentador y esperemos que esta vez no quede sólo en discursos y buenas intenciones.

Seamos positivos y esperemos que nuestra maravilla del mundo siempre nos acompañe y siga siendo el símbolo de nuestra historia y de nuestros antepasados.

6 de julio de 2007

Visita este Blog

No suelo recomendar Blogs; sin embargo me gustaría que vieras el trabajo increíble que hace Adrián Claret, fotógrafo argentino que acaba de presentar una muestra en un espacio privado de arte en Buenos Aires...si quieres ver su trabajo y/o contactarte con él, visita su blog:


5 de julio de 2007

Sobre los apegos

Los seres humanos tenemos la tendencia a aferrarnos a todo: bienes materiales, dinero, posiciones en la sociedad, etc, pero creo que el apego que más nos hace sufrir es el apego a los cariños, a los seres que queremos...nos cuesta mucho entender que estamos de paso por la vida y que vivimos en un mundo prestado y que las personas que transitan a nuestro lado, llegan a nuestras vidas para compartir experiencias, cariño, buenos y malos momentos, para enseñarnos algo y luego partirán, porque nada es eterno. Disfrutemos y aprendamos de esos seres maravillosos que nos dán su corazón sin pedir nada a cambio y agradezcamos a la vida porque estan ahí incondicionalmente y porque tenemos la fortuna de conocerlas. La amistad es una cadena larga y fuerte que está compuesta de muchos eslabones: algunos serán más fuertes, pero eso no significa que mejores o peores, tal vez unos estarán más unidos a otros, pero a su vez lo estarán a los demás. Lo lindo de la amistad es que la podemos compartir y eso hace que el amor y la energía en nuestro mundo y en el de los demás sea cada vez más fuerte. Agradezcamos por los cariños que están en nuestra vida, sin aferrarnos y disfrutemos de los momentos que compartamos con ellos sin convertirlos en una competencia por alcanzar un premio, ni tornándolos en algo de nuestra propiedad.
Namaste.