Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

31 de enero de 2011

RISHIKESH, INDIA

Rishikesh, ciudad sagrada, cuna del yoga, ciudad de Shiva y donde el Ganges se acerca a las montañas sagradas de los Himalayas, al monte kailash donde Maheshvara tiene su morada.
Una experiencia simplemente increíble. Con resagos aún del monsón, con mucho barro y lluvia vivimos una semana recorriéndola de cabo a rabo.
Nos hospedamos en el Parmath Niketan y así por primera vez pudimos vivir la experiencia de estar en un Ashram o comunidad espiritual. Una vida simple, con meditaciones al amanecer y luego una larga caminata para tomar nuestro rickshaw a nuestras clases de yoga con Rudradev, maestro Iyengar. Un té de limón, gengibre y miel frente al Ganges, cerca al Raxman Jula uno de los dos puentes más importantes de la ciudad y que unen ambas partes de la ciudad que está separada por el Río más sagrado de la India.
Tuvimos la bendición de realizar un Puja con un grupo de mujeres locales en el Ghat del Parmath Niketan y también ser parte de la ceremonia de fuego junto con la comunidad Hare Krishna.
Caminar en las noches a lo largo del Ganges y ver a lo lejos la imagen inmensa iluminada de Shiva, en las orillas del Río sagrado, cuidando de los espíritus de los mortales que se bañan para purificarse.
Una experiencia inolvidable y maravillosa. Grande India!!










Un nuevo año

El 2010 se fue y con él se fueron algunas personas, se fueron los malos momentos para quienes los tuvieron; quedaron las lindas experiencias, todas las enseñanzas que recibimos en ese gran camino, todas las personas nuevas que conocimos y todos los proyectos que iniciamos. Este es un nuevo año, pero eso no significa que nos olvidemos del anterior; al contrario, recordémoslo siempre para no cometer los mismos errores, para completar lo que quedó inconcluso y para mejorar lo que no nos gustó.
El 2011 arrancó con fuerza y con velocidad y nosotros debemos hacer lo mismo, no se olviden que la vida pasa y luego no hay marcha atrás. Cumplamos nuestros sueños, agradezcamos por cada momento vivido, aprendamos de nuestros aciertos y de nuestros errores.... Vivamos al máximo con amor y alegría.
NAMASTÉ