Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

21 de diciembre de 2011

La vida siempre nos recompensa

Cada vez que me siento a pensar en lo que me pasó, se me pone la piel de gallina. La vida siempre nos dá regalos, nos enseña muchísimo y nos deja lecciones para poder usarlas en nuestro largo recorrido por este universo que a veces no entendemos.
El sábado pasado descubrí en internet una historia espantosa que me dejó muy mal: una mujer mató a golpes a una cachorrita yorkshire llamada Lana luego de varios días de abusos y torturas y todo esto frente a su hijita de 3 años. Este horroroso incidente fue grabado y posteado en internet.
Cada segundo venían a mi cabeza las pocas imágenes que conseguí ver, el corazón lo tenía (y aún lo tengo) destrozado, me la pasé el día entero llorando y muy deprimida porque no conseguía entender cómo un ser humano podía ser tan cruel con un ser tan indefenso. realmente fue un día muy difícil para mí, no conseguí trabajar de lo mal que estaba. En esos momentos pensaba que no iba a poder superar ese dolor que sentía en el corazón, tenía la imagen de ese angelito temblando y clamando por ayuda; muy difícil.
Llegué a mi casa esa noche cansada, depre y sólo con ganas de ir a dormir. Entramos a nuestro condominio y nos encontramos con nuestro nuevo vecino que tiene 3 perritos: 2 yorkshires y un poodle; paramos el auto para hablar con uno de los perritos y el vecino en ese mismo momento nos dijo si queríamos llevar una de las perritas con nosotras porque estaba dando muchos problemas y ya no la querían, pucha como si fuese un par de zapatos viejo que ya no quieren usar. Al instante aceptamos y él salió con la perrita en las manos y nos la entregó: era una de las yorkshires, se llama VIVI y tiene 8 años. En esos momentos cuando la tuve en mis brazos sentí que era Lana y que ya no iba a sufrir más maltratos. Ya tenemos a VIVI 4 días y ella está bien, adaptándose a su nueva casa a su nueva familia y a su nuevo entorno. Gracias a Dios sus otros hermanos la recibieron bien, con los celos habituales, pero bien.
Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que Vivi se sienta amada y protegida siempre.
Es una experiencia más que estoy viviendo, una experiencia fuerte porque me confirma la falta de corazón del ser humano, cómo se deshacen de un animalito indefenso que entregó su amor incondicional a alguien que no lo supo apreciar y lo deshechó como un traste viejo y en el otro caso le quitó la vida con la peor violencia posible.
¿A qué nivel de podredumbre ha llegado el ser humano? ¿Dónde se fueron los valores que teníamos? ¿Dónde vamos a acabar?
Gracias a Dios que aún existen personas con un corazón inmenso que luchan por los desvalidos, por los carecen de amor, por los que necesitan de una mano amiga y protectora.

VIVI, nuevo miembro de nuestra familia

No hay comentarios.: