Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

28 de enero de 2012

Harmonio


Hay tantas cosas que uno quiere hacer en esta vida que parece que el tiempo no va a alcanzar, y ahí es cuando no decidimos qué vamos a hacer primero y acabamos no haciendo nada y luego arrepintiéndonos.
Gracias a Dios he podido cumplir la mayoría de sueños y proyectos que he tenido a lo largo de mi vida; algunos se quedaron en el camino, pero eso también me ayudo a aprender a andar por este gran sendero de la vida.
Una de las cosas que siempre quise hacer y que hasta ahora no había conseguido era aprender a tocar un instrumento musical... siempre me incliné mucho por la percusión, pero en general las notas que cualquier instrumento transmite, te llegan al alma y eso es algo maravilloso. Es increíble cómo todo tiene una conexión divina, que ya está trazada para ti... todo tiene relación, nada es coincidencia... El camino espiritual que inicié ya varios años me llevó por oriente y por toda esa filosofía milenaria con la cual me identifiqué y reconocí como mía, como un reencuentro que ya venía de otras vidas. Desde ese momento incluí los mantras en mi vida como una forma de conectarme con lo divino. Los mantras u oraciones sagradas son cantadas acompañadas por instrumentos indios como el harmonio, la cartala, la sitara, tablas (percusión) y cuencos tibetanos.
Luego de muchos años escuchando mantras y cantándolos decidimos incursionar en la música y comenzamos nuestras clases de harmonio hace 3 meses con nuestro profesor Nitai. Poco a poco estamos aprendiendo y yá somos capaces de tocar algunos mantras básicos, no es fácil pero estamos avanzando.
Es una nueva experiencia el poder cantar mantras acompañados con la música que tú mismo tocas y que lleva tu energía, estamos encantadas y nos conectando cada día más con la música devocional.
NAMASTE!

No hay comentarios.: