Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

27 de abril de 2008

Invocación a Patanjali

COMENTARIOS Y TRADUCCIÓN (del sánscrito al inglés)

Geeta Iyengar.


Las dos slokas (los versos) que cantamos para invocar al Señor Patanjali es el comienzo del Bhojavritti, comentario de Bhoj sobre los Yoga Sutras. Dice, en primer lugar que el Señor Patanjali es considerado la encarnación de Adhishesha, la cobra que es el asiento del Señor Vishnu, creador de este mundo. Se dice que nació en tres oportunidades y con cada nacimiento entregó una ciencia para que las personas mejoren. La primera es el yoga.

yogena cittasya padena vacam

Para purificar a la mente (citta), purificar la conciencia, Patanjali nos dio la ciencia del yoga (yogena). Para purificar nuestro uso de las palabras (pada) y nuestro discurso (vacca), él nos entregó un comentario de la gramática, de modo que nuestra utilización de las palabras y nuestro modo de expresarnos sea claro, nítido y puro.

malam sarirasya ca vaidyakena

Para quitar las impurezas (malam) del cuerpo (sarira), él nos dio la ciencia de la medicina (vaidyakena).

yopakarottam pravaram muninam

Permítame acercarme a quien nos ha dado estas cosas.

patanjalim pranjalir anato'smi

Permítame bajar mi cabeza con mis manos plegadas al Señor Patanjali. Entonces después de conocer el trabajo de este Señor, la segunda estrofa dice a que se parece el Señor Patanjali. Para hacer cualquier meditación primero la forma tiene que estar delante de los ojos.

abahu purusakaram

De la mano a la cabeza él tiene la forma (karam) de un humano (purusa).

sankha carkrasi dharinam

En su mano él está sosteniendo la concha (sankha) y el disco (cakra).

sahasra sirasam svetam

Encima de su cabeza (sirasam) tiene las mil (sahasra) cabezas de la cobra, porque él es la encarnación de Adishesha, la gran cobra. Svetam significa blanco.

pranamami patanjalim

Me inclino ante Patanjali.

Cantamos esta invocación para tener el sentimiento de santidad proviniendo de nuestro interior desde el comienzo de la sesión, con el sentimiento de rendirse uno mismo. Nada puede aprenderse en este mundo a menos que usted tenga la humildad de aprender. De este modo desde el instante que usted piensa en el Señor al comenzar una práctica, usted se reconoce muy pequeño delante de esa alma inmensa. Una vez que esto es comprendido, se afectarán los problemas relacionados con el ego que normalmente surgen durante la practica. Usted sabe que usted está descendiendo para aprender algo. Usted no puede aprender nada a menos que usted baje. Si usted piensa que está en la cima y que sabe todo, entonces usted no es un aprendiz. Este canto nos ayuda en este sentido.

No hay comentarios.: