Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

28 de julio de 2008

Descubriendo India con el corazón

"Comprendemos mal el mundo
y después decimos que él nos decepciona".
Rabindranath Tagore.



Esto nos sucede todos los días. No sólo con los lugares que visitamos sino también con las personas que vamos conociendo a lo largo de nuestras vidas. Vivimos juzgando y analizándolo todo.
Cuando leí esta frase inmediatamente la asocié con lo que le sucede a mucha gente cuando visita India. Voy a tratar de ser lo más objetiva posible ya que como muchos de ustedes saben, mi amor por India es infinito, no caben las palabras para describirlo; creo que sólo la gente que me conoce muy bien puede ver en mis ojos lo que yo siento cada vez que hablo de ella y cada vez que se acerca el momento de regresar para allá.
Muchas personas que conozco han ido a India por recomendación mía este último año; y hemos tenido la oportunidad de reunirnos para comentar sus experiencias.
Las impresiones con las que han regresado han sido diversas; sin embargo, encontré en la mayoría una frase en común: "Quedé un poco decepcionado/a".
Me dí cuenta de una cosa: Las personas van a la India pensando que se van a encontrar con un país exótico y "transformador", así como lo ven en las revistas: perfecto, impecable, con palacios de cuentos de hadas; es decir, piensan que van a vivir una historia de "Las mil y una noches". Cuando llegan se encuentran con un país lleno de contrastes, olores, colores, con caos, con millones de personas que van y vienen (India es el 2º país más poblado del mundo) y con su mente occidental empiezan a hacer comparaciones con nuestra cultura y a criticar y a veces a tratar de "mejorar" la de ellos y se pierden la oportunidad de ver con más profundidad y de disfrutar este maravilloso rincón del mundo.
La India ofrece infinitas opciones para escoger según los gustos de cada uno; está en tí escoger la que más te acomode para que tu viaje sea placentero e inolvidable. Lo más importante que tienes que tomar en cuenta si decides visitar India es ir con la mente abierta y dejar los preconceptos en tu casa y sobretodo no te sugestiones por las opiniones de personas que estuvieron allá y no la pasaron bien, ya que así irás ya con un concepto negativo y no te abrirás a la experiencia.
Cada persona que va a India vivirá una experiencia única, y definitivamente puede llegar a ser muy transformadora si estás dispuesto a abrir el corazón y recibirla con los brazos abiertos sin juicios preestablecidos.
Un humilde consejo de alguien que ya ha estado tres veces en India:
Acepta y respeta la cultura y sistema indio sin querer adecuarlos a la occidental, no critiques y mucho menos los compares con tu cultura. Puede ser difícil comprender, por ejemplo, el sistema de castas, el machismo tan fuerte que existe, el tránsito de locos en las calles, las miradas tan penetrantes de la gente, el tener que dividir tu espacio con millones de autos, motos, bicicletas, camellos, vacas y elefantes, el aceptar el estándar de vida y limpieza que definitivamente es distinto al nuestro, la espiritualidad y las prácticas religiosas, etc.
SÍ, La india es distinta... qué sentido tendría visitarla si fuera igual que todo lo demás; justamente la magia que emana está reflejada en todos sus contrastes y eso es lo maravilloso de ellos.
Sumérgete en su mundo y disfruta cada cosa que te suceda allá... tomar algunas precauciones siempre es bueno, sobretodo con la comida y el agua; respeta su cultura y aprende de ella y tu viaje va a ser realmente enriquecedor.
Namaste!

1 comentario:

andariego dijo...

Totalmente de acuerdo: si viajas y miras y mides las cosas sólo con tus parámetros, entonces estás comparando.

Si intentas por una vez poner la mirada desde la perspectiva de quien descubre, todo puede cambiar. Gracias por el post, Alma... ¿Turismo o viaje?