Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

7 de julio de 2008

Dos días con los Hare Krishna

Hace mucho tiempo que no pasaba un fin de semana en Lima, entonces decidí hacer cosas que hace tiempo quería hacer. Una de ellas fue irme al Ashram de los Hare Krishna en Huaral, el Eco Truly Park. Chapé mi carro el domingo tempranito y me fui para allá. Me quedé dos días.



Fue una experiencia muy linda... una forma de vida simple, en comunidad y de mucho aprendizaje. Fue lindo compartir con ellos su día a día y conocer la esencia de su filosofía. Cuando uno piensa en los Hare Krishna, se imagina a esta sarta de loquitos rapados y llenos de trapos que cantan mantras y bailan al ritmo de las panderetas. Aquí aprendí a apreciar sus enseñanzas y el ejemplo de vida que dán.


El lugar es lindísimo: no rompe con el entorno paisajístico, es ambientalmente sostenible y es una comunidad que vive en armonía ... recibe con los brazos abiertos a quien quiera aprender de ellos, sin proselitismo ni lavado de cerebro como muchos piensan.
Los trulys son casitas en forma de estupas hechas de barro que se asemejan a las que se encuentran en la India; fueron diseñadas en Italia. Su construcción y ubicación se han hecho de manera tal que estén en armonía con la posición de los astros.


Yoga planetario

Existen trulys para alojarse, también un truly que es el templo principal dedicado a Krishna y 10 trulys más que representan a diferentes deidades indias, este último grupo se llama yoga planetario. Tienen también una cocina gigante, una tiendita, un taller de cerámica, una galería de arte, un auditorio al aire libre, un vivero y una chacra donde producen cultivos orgánicos.
Hay talleres de arte: vitrales, pintura, cerámica y escultura; cursos de cocina; también te pueden hacer terapias como reflexología, Reiki, mantra yoga, astrología, etc.

El truly de todas las religiones

La gente es súper bacán y buena gente ... encontré a varios extranjeros que se inscribieron en el programa de voluntariado y están viviendo ahí por una temporada.
Hoy tuve mi primera clase de cocina india: toda una experiencia; preparamos subji de brócoli, chapatis y de postre halawa. Mmm!!
Lo más bonito de esta clase fue que al final presencié la ceremonia de ofrenda que le hacen a Krishna luego de haber preparado la comida; se hace antes que los devotos se alimenten. En la cocina hay ciertos preceptos que se deben seguir:
No entrar a la cocina con la boca sucia; al preparar los alimentos, hacerlo honrando a Krishna; no probar los alimentos antes de ofrecérselos a Krishna, antes de comer, cantar los mantras agradeciendo por los alimentos.
La persona encargada, coloca en pequeñas vasijas cada uno de los alimentos que se van a servir en la mesa y se los ofrece a Krishna, poniéndolos en el altar que está en la cocina; toca la campana y canta los mantras; espera cinco minutos; luego retira las vasijas, devuelve su contenido a las respectivas ollas, las lava y las coloca limpias en el altar nuevamente y ya luego toca la campana para que todos los devotos y visitantes se acerquen a comer. Me encantó el respeto y la alegría con que lo hicieron.

Estuve feliz; participé con ellos de la ceremonia que hacen cada noche en honor a Krishna y de las enseñanzas del Bhagavad Gita. Fue muy bonito. Definitivamente voy a volver en algún momento; es una súper opción para salir de Lima y respirar PAZ, y sobretodo para aprender.


Garuda, vehículo de Krishna



1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente experiencia.Roberto