Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

26 de abril de 2007

La Fuerza del Espíritu

Estoy leyendo un libro que habla de la invasión china al Tíbet, específicamente de la fuerza de espíritu de un pueblo que lucha por defender a su pueblo y evitar que éste desaparezca.
A medida que voy avanzando la lectura, me doy cuenta cómo cada día uno aprende algo en la vida. Día a día intentamos ser más "espirituales": hacemos yoga, meditación, tai-chi, Ki-gong, nos inscribimos en distintos cursos, leemos cuanto libro de autoayuda nos caiga en las manos; claro que con las mejores intenciones y con la esperanza de evolucionar espiritualmente. Definitivamente aprenderemos algo y no está mal hacerlo...sin embargo lo más importante es tener la intención de cambiar, de mejorar día a día y de aprender de las situaciones y dificultades que se nos presentan en la vida, no importa cuán duras sean; esa es la prueba más importante que pasamos: poner en práctica lo que vamos aprendiendo. No nos sirve de nada repetir lo que nos dijeron en un curso si no lo ponemos en pr{actica en nuestra vida diaria. Leí una frase muy bonita en este libro y me gustaría compartirla con ustedes:
"Gracias a la fuerza del espíritu, uno puede alcanzar, poco a poco, su esencia más íntima, siempre inmune al cambio y a la muerte, y que también es la naturaleza de todo lo demás" (*)
Somos seres humanos y es difícil muchas veces poner en práctica las enseñanzas que recibimos. Nunca olvidemos que la fuerza de nuestro espíritu nos ayudará a sobrellevar cualquier situación que tengamos en la vida; eso es lo que tenemos que cultivar, y nos costará mucho. Cultivemos día a día, nuestro cuerpo, mente y espíritu...esa tarea se debe librar en solitario; sólo se puede salir vencedor por medios puramente humanos.
(*) Extraído del libro "Las Montañas de Buda". Javier Moro, 1997.

1 comentario:

andariego dijo...

pucha... si de fuerza de espíritu se trata, linda... habrá que irse a probar a Huaraz! ya platicaremos. Cuándo andas por ak?