Cine- Literatura- Música- Fotografía- Viajes- Reflexiones- Budismo- Reiki- Filosofía Oriental- Yoga y más...

15 de abril de 2007

Viaje a Ayampe, Ecuador. Febrero 2007.

Coloca el mouse encima de cada
foto y podrás ver información sobre ella.
Cada vez que tengo la oportunidad, salgo de viaje; ya sea dentro o fuera del Perú. Esta vez terminé en tierras del norte, no donde el tío Sam con quien la mayoría sueña. Estuve en una playa linda, sin tumultos ni turistas, sin tráfico ni bulla donde aún se respira paz, donde se puede caminar en la playa sin chocarte con la gente ni con los vendedores de hasta lo inimaginable y sobretodo donde puedes sentarte a ver un sunset maravilloso y meditar con el sonido hipnotizador de las olas, las gaviotas y los cormoranes; ahí la industria turística aún no ha quebrado la relación armónica hombre-naturaleza. Se llama Ayampe y es una de las playas que está dentro de la llamada "Ruta del Sol". Está ubicada a 25 escasos minutos de la famosa, turística, y caótica "Montañitas" donde pululan hippies, "surferitos", fumones, hueveros y todo el que logre caber ya que está totalmente saturada.
Esta vez viajo con Pati Claret, amiga del yoga y con quien he viajado ya un par de veces más.
El viaje empieza en la estación de buses "Cruz del Sur" donde nos esperan 18 horas de viaje hasta la ciudad de Tumbes, claro que en primera clase donde iremos más cómodas y el sueño no será tan difícil de alcanzar. Salimos a las 4pm. Bon Voyage!
A lo largo del viaje, nos damos cuenta que los paisajes de la costa peruana son áridos, sin embargo el mosaico de colores y formas de los cerros esculpidos por el viento y la arena despiertan nuestra imaginación.

costa del Perú

Para suerte nuestra, pudimos dormir casi todo el viaje. Puntualmente llegamos a Tumbes luego de 17 horas y media; ahí nos esperará Miguel Salazar quien nos llevará a hacer los trámites migratorios respectivos en la frontera. Parece que la burocracia no ha llegado a los puestos de migración o ese día tuvimos suerte, en un dos por tres hicimos el registro de salida del Perú y el de entrada a Ecuador.
Ahora a esperar nuestra camioneta de Transfosur que nos llevará a Guayaquil. Llegará? Mejor esperamos sentadas...


Esperando Bus de Transfrosur en la frontera Perú-Ecuador















El viaje fue super cómodo y con concierto incluido (los ronquidos de una pasajera que para suerte mia estaba a mi lado); por suerte el viaje fue corto (3 horas y media). Finalmente en Guayaquil nos recibió Lorna con chofer y todo (faltó la alfombra roja).
Decidimos quedarnos en Guayaquil una noche en casa de unas amigas de Lorna para descansar y visitar un poco la ciudad. En los últimos años, la ciudad de Guayaquil ha dado un cambio sorprendente y ha pasado de ser un lugar soso, sin gracia, a ser una metrópoli moderna e interesante.
Salimos un poco tarde de Guayaquil rumbo a Ayampe, con camioneta prestada, lo que nos ahorró hacer transbordo de bus a bus y caminar hasta la casa de Lorna que queda un poco lejos de la carretera.
El camino a Ayampe es muy bonito, fuimos a lo largo de la costa en la llamada "Ruta del Sol", ruta turística promocionada por el gobierno ecuatoriano y que se ha convertido en un destino muy popular.
En el camino nos detuvimos a comprar de todo un poco y tuve la oportunidad de tomar algunas fotos.
Hamacas Made in Ecuador Finalmente llegamos a Ayampe; uff! que vista tan linda desde la casa de Lorna, un sitio maravilloso rodeado de montañas, océano y vegetación (aunque en esta época ha habido una sequía fuerte y el verdor no está en todo su esplendor); el mar: tibio; es un lugar tranquilo donde se escuchan los graznidos de las gaviotas y de otras aves costeras. El clima es perfecto: mucho sol y calor en el día y en la noche el frescor que nos da la brisa marina en esta época del año, y hace que el sueño sea supremo.
En las mañanas un poco de yoga a veces, caminatas en la playa, y el nuevo grito de la moda inventado por 3 peruanas con mucho tiempo libre y nada que hacer: el "Yogagua". Sunsets maravillosos acompañados por sesiones de meditación.

No hablo más y los dejo con algunas imágenes del viaje...hasta la próxima!



Puente Nuevo en Ciudad de GuayaquilBarrio otrora muy peligroso, en la actualidad restaurado y puesto en valor turístico










Sunset en AyampePlayas y lagunas en Ayampe











Vista desde el Hotel De izquierda a derecha: Lorna, Pati, Marietta, Gisella y Mónica










Otro sunset



1 comentario:

rolo dijo...

Pura morena en esa foto!